La opinión y el periodismo de opinión

Maritza Ruiz

  La opinión, tiene lugar entre los ciudadanos con sus juicios, y como elemento fundamental en el periodismo, pero frecuentemente dicha opinión carece de profundidad, y se convierte en un hablar por hablar, donde el más fuerte impone su voz y la muestra como verdad absoluta.  Ante ello, es clave analizar en qué se debe fundar la opinión del ciudadano y del periodista, sobre todo el del Periodismo de Opinión, partiendo de una definición de un diccionario de Filosofía: “Opinión: Del lat. Opinĭo, -ōnis. Término  que designa todo conocimiento o creencia que no incluya garantía alguna de la propia validez. La Opinión se opone a la ciencia”.  (1)

 Al igual que se retoma la definición de un diccionario de Periodismo:“La opinión es una creencia bastante fuerte o más intensa que una mera noción o impresión, pero menos fuerte que un conocimiento positivo basado sobre pruebas completas o adecuadas. Las opiniones son en realidad creencias acerca de temas controvertidos o relacionados con la interpretación valorativa o el significado moral de ciertos hechos”. (2)

 Dichas definiciones hacen pensar, por un lado, en el valor de la libertad de expresión, y en el derecho a informar y estar informados tanto de los ciudadanos como de los periodistas; y por el otro, llevan a revisar la labor del periodismo, desde lo que se opina, lo que se promueve como opinión y lo que  se debe aportar al Periodismo de opinión. Hay que decir, desde el contexto colombiano, que entre los ciudadanos hay temor e indiferencia a opinar sobre el rumbo del país, y se dejan influenciar por quienes opinan, lo que implica que los ciudadanos tienen que reflexionar y hacer uso de su derecho a la expresión, debido a que el rumor, el llevar y traer ideas sin análisis, o el simple silencio, conducen a la ciudadanía por un débil camino de juicios  y criticas negativas.

 De igual modo, desde la labor de los medios de comunicación, es evidente  que la mayoría avanzan hacia la premura noticiosa, y adolecen de investigación, imparcialidad, pluralidad y construcción de opinión, razón por la cual hay que hacer un llamado urgente al periodismo en general, y especialmente en el género de Opinión a trascender la urgencia informativa, en pro de una mirada profunda y no impositiva, que sirva como punto de análisis para los hechos.

 Entonces, para fortalecer la opinión desde el periodismo y el de Opinión, se debe considerar en primer lugar, que el periodismo debe cumplir su misión en procura de la libertad de expresión y de opinión. En segunda instancia, se requieren periodistas, columnistas y editorialistas que trabajen desde la agudeza crítica para distinguir el “por qué” y el “para qué” de los sucesos, lo trascendental y lo pasajero, porque el periodismo sin voz ni voto es como un hombre sin juicio.

De modo, que el Periodismo de Opinión ha de ser como un observatorio astronómico  que a diario “presente el estado del tiempo” dando cuenta del texto y del contexto, desde una fina y meticulosa percepción, donde revista de fondo, profundidad y veracidad a la noticia, busque la raíz oculta de los hechos, deje a raya la pasión, piense en frío y se despoje de preferencias egoístas porque el periodismo está llamado a decir en voz alta, en letra mayúscula lo que hay detrás de los sucesos.

  Queda claro; Colombia, necesita un Periodismo de Opinión donde la fuerza fundamental sea la de los argumentos y las decisiones democráticas antes que la fuerza de las armas, en favor del destierro del rumor, y la generación de opinión por convicción y no por imposición.

  BIBLIOGRAFIA

(1). Pallares, Eduardo. Diccionario de Filosofía. México: Porrua Ediciones, 1964.

  (2) Consuegra, Jorge. Diccionario de periodismo, publicaciones y medios. Bogotá: Ecoe Ediciones, 2002- p. 61.  

Published in: on marzo 13, 2008 at 1:21 pm  Comments (2)  
Tags: , , ,

The URI to TrackBack this entry is: https://opinionesudea.wordpress.com/2008/03/13/la-opinion-y-el-periodismo-de-opinion/trackback/

RSS feed for comments on this post.

2 comentariosDeja un comentario

  1. Lo que más me llama la atención en este texto es que, además de su factura limpia y clara y de su escritura fluida, hace una conexión con la actualidad colombiana. Este enlace le da vida nueva a un tema en apariencia académico pero que va mucho más allá de las definiciones.
    En el periodismo no hay verdades absolutas, no hay dogmas, no hay principios inquebrantables salvo los de la ética. Y eso, lejos de condenarlo a la hoguera por imperfecto, lo salva por su posibilidad de recrearse y de hacerse más consistente cada día.

  2. Un analisís pracmatico, en donde se puede dar un punto de partida que converje en el desenvolvimiento comunicacional. En el cual la sociedad es interpretada como un factor vulnerable por los medios, causando un impacto colectivo en cuanto a la perpectiva de los hechos.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: